• comercial@cronicadelquindio.com

Tres errores a la hora de escoger piso

Tres errores a la hora de escoger piso Más que vanidad y belleza, la elección del piso es un asunto de comodidad y necesidad.

Por supuesto, la primera selección se hace por la apariencia, por el color, porque parece bonito. Sin embargo, esto puede hacer incurrir en errores, para no cometerles, conózcalos.


Necesidades y estilo de vida

Los miembros de la familia, sus enfermedades y hasta a qué se dedican pueden ser características trascendentales a la hora de preferir un estilo de piso frente a otros. Así que, aspectos como la movilidad dentro del hogar, quiénes transitan, en qué, o si hay mascotas, se deben tener en cuenta.

Por ejemplo, un piso de madera, que se piensa mantener siempre con brillo, no es muy recomendado si en el hogar hay niños y/o perros o cualquier otro tipo de mascotas que puedan estar pisoteando todo el tiempo. Con ellos, el cuidado del suelo será una tarea ardua o destinada al fracaso. Lo mejor es buscar otras opciones de acuerdo al presupuesto, gusto, necesidades y estar abierto a consejos, cada día hay nuevas alternativas que pueden ser muy acertadas.  


Asesorarse bien

En este caso hay tres aspectos fundamentales sobre los cuales estar atentos. En primer lugar, cuando la vivienda que apenas se entrega, llega un piso para poner, hay que reparar la calidad de este y si atiende a las necesidades de la familia.

Por otra parte, más vale recibir una buena asesoría y no fiarse de todas las bondades que se enumeran en un comercial. El último aspecto en el que se requiere ayuda de un experto, es al momento de comprar, no dejarse llevar solo por la belleza, detrás de esto se esconden todos los pormenores que pueden hacer que el piso salga más costoso de lo que pagó.


La calidad

Muy de la mano del punto anterior, la buena asesoría podrá evitar que el comprador elija un piso de mala calidad. Así que más vale tomarse el tiempo suficiente para analizar qué tan buena es la elección.

piso,vivienda,comodidad

Galeria de Imagenes